READING

Rosana Escobar reutiliza el fique del saco de café...

Rosana Escobar reutiliza el fique del saco de café


Una fibra de planta de agave utilizada para producir sacos de café podría reutilizarse en la industria del mueble, según Rosana Escobar, diseñadora colombiana graduada de la Academia de Diseño de Eindhoven.

El fique se convierte principalmente en sacos de café para exportar desde Colombia a todo el mundo, pero Escobar cree que el material no se está utilizando en todo su potencial.

Rosana Escobar ha creado muebles a partir de fibras de fique sobrantes de la producción de sacos de café

Al identificar las «oportunidades perdidas» en el proceso de producción, la diseñadora ha encontrado fuentes de fibras de fique de desecho, que cree que podrían usarse para fabricar muebles y textiles.

Para demostrarlo, ha utilizado el material para crear un banco, un taburete y una alfombra.

Con las fibras de fique se produce un tapete de fieltro

“Esta es una industria enorme que depende completamente de otra industria, depende de la industria del café, y esto hace que este material sea muy vulnerable”, explica Escobar en un video.

“Quería darle una voz a este material, producir nuevos productos que pudieran dar nuevas narrativas y pudieran hacernos conectar con la fibra de otra manera”, dijo.

Un taburete y un banco están hechos de hilos como una forma de reciclar las sacos de café

Escobar desarrolló el proyecto, titulado Unraveling the Coffee Bag, para el programa de licenciatura en Design Academy Eindhoven (DAE) en los Países Bajos.

Originaria de Bogotá, la diseñadora quería mirar más de cerca un material que está incrustado en la historia de Colombia, pero que se ha vuelto cada vez más monofuncional.

El fique se cultiva y cosecha en Colombia, principalmente para la producción de sacos de café.

Ella sintió que era importante desarrollar ideas que encajaran en el ciclo de vida existente del material, en lugar de generar más demanda en una industria agrícola ya tensa.

Para ello, investigó cada etapa del viaje de las fibras desde la planta hasta el producto.

“En todas estas diferentes etapas encontré oportunidades donde se producen y desechan desechos”, dijo.

Escobar identificó oportunidades perdidas en el ciclo de vida de las fibras de fique

La primera oportunidad se da cuando se cosechan las fibras de fique. A medida que se peina el material, se crea un subproducto de «especie de pelusa», que Escobar ha convertido en fieltro.

La diseñadora también descubrió que las bolsas de café se desechan en gran medida después de su uso. Ella propone desenredar la tela tejida para crear fibras similares a cabellos.

La diseñadora espera aportar un nuevo valor al material.

Escobar usó el fieltro para crear su alfombra, mientras que su banco y taburete están hechos de hilos reciclados.

Estos diseños se desarrollaron en colaboración con productores locales de fique, basándose en sus técnicas artesanales existentes.

“Creo que es necesario que salgan nuevos productos de esta industria y que se produzcan localmente”, dijo Escobar a Dezeen. “Porque si las materias primas se exportan para ser procesadas en otro lugar, el valor es solo una ganancia en el otro extremo”.

Escobar presentó el proyecto como parte de la exhibición Antena de Design Indaba

Escobar presentó su proyecto durante la Semana del Diseño Holandés en octubre, tanto en la feria de graduados del DAE como en la exhibición de graduados de Antenna organizada por Design Indaba.

Otros proyectos de licenciatura de DAE completados este año incluyen un sistema de reparación de bricolaje, un dispositivo para convertir el aliento humano en nubes y muebles que trazan una historia de homosexualidad.


www.dezeen.com / Amy Frearson


COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
ENCUENTRO CON LA COMUNIDAD
Please Add Widget from here
EnglishPortugueseSpanish