La ruina como base del proyecto

Construcción moderna sobre lo antiguo

Existen en el mundo miles de construcciones antiguas o muy viejas, algunas tienen un estatus de protección aunque son inhabitables puesto que ya pasaron sus mejores años y no están adaptadas a las necesidades actuales o su uso inicial ya no tiene sentido.
Algunas son declaradas como bien cultural y por ende gozan de protección como monumento, pero las viejas siguen su proceso de deterioro hasta desaparecer, cuando no derribadas para hacer nuevas construcciones.
Las opciones son consolidarlos y “musealizarlos” como valor cultural (arqueología) o darles un nuevo uso (arquitectura), pero que hacer con algunas que están en un estado donde su reconstrucción al estado original, no tiene sentido?

castillo astley

Después de décadas de declive y abandono, vuelve a emerger desde el estado de ruina gracias a una reconstrucción llevada a cabo por Stephen Witherford, Christopher Watson y William Mann.

Existen varias escuelas al respecto:

-La restauración estilistica.

El principal teórico fue  Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc (1814-1879)

Él defiende que el restaurador tiene que identificarse totalmente con el creador original. En este sentido, la restauración lo que debe hacer es permitir la recuperación de su propia forma. “Restaurar un edificio no es conservarlo, repararlo o rehacerlo, es restablecerlo a un estado completo que puede que no haya existido antes”.

Se trata de situarse en el lugar del arquitecto primitivo y suponer que haría él.

Fue el encargado de restaurar y limpiar la Catedral de Notre Dame, pero también de actualizarla. Añadió una tercera torre, que constituye lo que actualmente se denominaría un falso histórico.

– La restauración romántica.

Su principal teórico fue John Ruskin (1819-1900).

Defiende que la llamada “Restauración”  ( la Restauración estilística ) es la destrucción más total que pueda sufrir un edificio. La restauración no tiene razón de ser, debiendo limitarse la tarea a la estricta conservación.

Defensor máximo de la no intervención, Ruskin resalta el valor de antigüedad del monumento: ” Los monumentos arquitectónicos no valen por si mismos, sino por el encanto que el tiempo y la historia han puesto sobre ellos”.

– La restauración crítica.

Más recientemente, Cesare Brandi, en su Teoría del Restauro (1963), observó que la ruina, desde el punto de vista histórico, es “el vestigio de un monumento histórico o artístico que sólo pueda mantenerse como lo que es, y donde la restauración, por tanto, únicamente puede consistir en su conservación, con los procedimientos técnicos que exija”.

“La legitimidad de la conservación de las ruinas radica, pues, en el juicio histórico que se les otorga como testimonio mutilado, pero aún reconocible, de una obra o de un hecho humano.”

proyecto de jesus castillo

Proyecto de Jesus Castillo

Sin embargo, existe otro camino más orgánico, que hace de la arquitectura testigo del paso del tiempo y por ende de las costumbres y usos de los predios. Pocos saben que en Roma existen edificios de apartamentos que fueron construidos en la época del imperio romano  a los cuales se les han hecho multitud de reformas, nuevos pisos y cambios de uso a lo largo de milenios, con lo cual nunca serían reconocidos por sus arquitectos originales. La arquitectura muta..

Es un poco el proceso natural, como el coral que siempre crece sobre sí mismo, el paso del tiempo y por ende de los usos y las costumbres que van moldeando el predio de manera no siempre beneficiosa, puesto que  muchos suelen envejecer bastante mal recubiertos de capas de pintura, enormes avisos que tapan fachadas preciosas o con cambios de ventanas que acaban destruyendo el concepto original hasta perder su identidad. Pero tienen bajo esta barniz de estragos el potencial de hacer de “sus arrugas” y antiguos materiales y técnicas un nuevo valor agregado bajo otro entorno de uso

Algunas construcciones, o se resisten con una dignidad percudida por el tiempo o son abandonadas y se vuelven ruinas  que tienen otro valor, nos recuerdan el paso del tiempo y son testigos de épocas pasadas.

detalle convento clarisas

Detalle de construcción realziada sobre antiguo convente de monjas clarisas en Italia

 

La ruina como punto de partida  nos recuerda nuestro paso efímero por el mundo y nos invita a reflexionar sobre ello con alegría por la oportunidad de la vida.

“La ruina es el fracaso de la arquitectura, pero también es una re-significación, es un disparador de la memoria. Se convierte en un hecho escultórico por derecho propio

[su_slider source=”media: 10182,10186,10185,10183,10180,10178,10174″ limit=”30″ width=”500″ height=”500″]

fuentes:

http://www.buildingconservation.com/articles/life-for-ruins/life-for-ruins.htm

http://www.anticuable.com/blogs/news/113445637-la-ruina-como-punto-de-partida

https://web.ua.es/es/memoria12-13/documentos/pdf/leccion-inaugural-impartida-en-el-acto-de-apertura-del-curso-2013-14.pdf

http://www.serrablo.org/revista/122/sobre_las_teorias_de_la_restauracion_referidas_al_patrimonio_arquitectonico

http://divisare.com/projects/155235-2tr-architettura-restauro-della-ex-chiesa-s-antonio-e-degli-orti-del-convento-delle-clarisse-a-santa-fiora


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
ENCUENTRO CON LA COMUNIDAD
Please Add Widget from here
EnglishPortugueseSpanish