READING

El diseño como herramienta para cambiar la educaci...

El diseño como herramienta para cambiar la educación

Rosan Bosch: Su aporte desde el diseño es un manifiesto sobre lo que debe ser la educación del siglo XXI

El estudio que dirige, Rosan Bosch Studio, ha trabajado reformando espacios y creando entornos de aprendizaje innovadores y atractivos en escuelas de todo el mundo. Y aunque, para ella, el diseño no es un fin en sí mismo, sí es una herramienta para impulsar el cambio educativo. Sus proyectos hablan por sí mismos.

central


[su_pullquote]Lo que yo he observado, sobre todo en Latinoamérica  y que me gusta mucho, es que hay una energía bastante fuerte, la gente va por delante del cambio. Son países con muchos retos, desafíos y problemas – en Colombia, por ejemplo–, pero hay mucha energía y la sensación de que estamos mejorando nuestro mundo, de que vamos a estar mejor mañana.[/su_pullquote]

Rosan es artista por formación,  en su estudio tiene 20 colaboradores entre diseñadores y arquitectos con proyectos por todo el mundo. Tiene sede en tres países de Europa, y trabajos actuales en desarrollo en México, Colombia y Argentina.

Su primer contacto con el rediseño de espacios fue en 2001, cuando uno de los responsables del departamento de innovación del Ministerio de Economía danés le confesó que el 80% de los proyectos promovidos desde su área eran ineficaces. Estaban buscando una fórmula para modificar las dinámicas de trabajo y querían hacerlo a través del diseño. “Para cambiar la mentalidad hay que remover los cimientos”, le sugirió ella. Su reto era romper los esquemas de los funcionarios cambiando totalmente el concepto del espacio . Lo consiguió. Los jefes se quedaron sin despachos, todos compartían un espacio sin muros, mobiliario con ruedas y una sala cerrada con las paredes y el techo esféricos destinados al esbozo de ideas. A partir de ese momento le empezaron a llover ofertas de trabajo desde diferentes puntos del país.


rueda


De esta primera experiencia y el hecho de ser mamá viendo lo aburridos que llegaban sus niños del colegio y lo desmotivados que estaban, le vino el interés por el tema hasta proponer un nueva y disruptiva propuesta que empezaba por tumbar todas las paredes y generar espacios diversos y sorpresivos.  En sus colegios no hay clases ni aulas. Tampoco pupitres, ni pizarras. Las clases se dan sobre cojines, en la escalera o con los alumnos tirados en el suelo.

“Los niños no son animales salvajes que necesiten reglas rígidas”, explica. Para concentrarse, tiene que moverse, cambiar de postura, levantarse, tocarse el pelo. Lo mismo les sucede a algunos estudiantes, opina. “Nuestro cerebro funciona de forma distinta y la escuela moderna tiene que adaptarse. El diseño del espacio puede cambiar el modo de pensar, funcionar y reaccionar.”

Rosan tiene muy claro que el proceso tiene que tener el apoyo total y convencimiento del cambio desde las directivas de las mismas instituciones y se cerciora de ello, antes de aceptar el trabajo, nos cuenta como trabaja:

“Está clarísimo que si no puedes hacer un proyecto que incluya a todos los actores, es menos efectivo. El diseño tiene influencia sobre tu comportamiento, tu manera de sentir, pero lo más importante es juntarlo con un cambio, con la forma de actualizar las escuelas. Lo que intentamos es utilizar el proceso de diseño para crear un proceso de aprendizaje, por ejemplo, de los profesores y la dirección. La dirección de un centro es importante, si ellos no apoyan y empujan este cambio, no va a pasar”.

casa tablero


“Nuestro objetivo es cambiar el sistema educativo al máximo posible. Nosotros entramos y vamos mirando el paisaje y pensando: ¿cómo podemos  llegar lo más lejos posible aquí?, ¿cómo podemos “liberar” el máximo de niños posible? Y, a partir de ahí, hacemos una estrategia.”

Muchos profesores tienen problemas con el cambio porque tienen miedo y no saben cómo hacerlo. Ellos fueron a una escuela que enseña de la misma forma que el centro en el que están trabajando hoy. Ten en cuenta que normalmente un profesor es una persona a quien le gustaba ir a la escuela, ¡para muchos de ellos funcionaba bien ese sistema! Los demás, los que odiabamos la escuela no nos volvímos profesores!”


KimWendt_WE_0470

Rosan no vacila en afirmar que la formación desde el primer grado, hasta la universidad es totalmente caduca, centrada en hacer a las personas obedientes, cortando con la iniciativa y la creatividad.

“Les estamos robando todas esas cosas a los niños, y cuando salen de la escuela como adultos tienen que reaprender a ser creativos, innovadores, independientes, a pensar, a tener iniciativa, a encontrar su motivación y aprender a aprender. Es una locura, es muy inefectivo, la escuela es una institución obsoleta.”


planta

Planta de una de las escuelas diseñadas por Rosen y su equipo en España

 

Por supuesto que un cambio de manejo de espacios ayuda, pero obviamente no es suficiente, el problema es que este tipo de soluciones está más al alcance de colegios privados, si bien ya empieza a cambiar la situación, pues Rose ahora es consultora para que este tipo de cambios se hagan desde los mismos integrantes del centro educativo.


KimWendt_WE_0470

Sí, tu puedes hacer cambios, hay muchos profesores que lo hacen, he visto ejemplos maravillosos. En Colombia, he visto escuelas públicas pobres en el campo que hacen proyectos geniales con sus alumnos, porque tienen profesores inspiradores que lideran esos cambios, y lo harían en cualquier sitio.”


Entrevista a Rosan Bosch tras su paso por el ciclo Design Talks del IED Design Madrid


Fuentes:

El País (España)

Aika educación  (entrevista con Rosan Bosch)

Web de la diseñadora (todos sus proyectos en español)

 


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
ENCUENTRO CON LA COMUNIDAD
Please Add Widget from here
EnglishPortugueseSpanish